Search

hay un pelo en la sopa

comida caserita, rica y sana!!!!!

Tag

helado

Postres fáciles para hacer con galletas

tarta_final
Helado de galletas con chocolate

Hay que triturar 250 gramos de galletas con la batidora. Se agregan un huevo, 250 mililitros de nata líquida y un yogur natural (o una natilla de chocolate). Se mezclan todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea, dejando más o menos trocitos de galletas, dependiendo del gusto. Se vierte la mezcla en un molde apto para el congelador y se deja congelar durante cinco horas, removiendo cada media hora (sobre todo, al principio), para evitar que se cristalice. Una vez que el helado esté semiduro, se tapa para que termine de adquirir una consistencia más sólida. Se sirve en bolitas sobre una base de macedonia de frutas frescas.
 Brownie de galletas con avena

Se trituran 250 gramos de galletas hasta hacerlas polvo, como la harina. Se baten dos huevos con 200 mililitros de leche, 50 gramos de mantequilla derretida y 70 gramos de azúcar. Importante: antes de verter el azúcar, se prueban las galletas, pues si son muy dulces no hará falta agregar tanta cantidad de azúcar. Se mezclan todos los ingredientes hasta formar una crema suave. Se añade poco a poco el polvo de las galletas junto con ocho gramos de levadura en polvo (necesario para que el brownie esponje un poco porque, si no, quedará muy plano).

Se unta con un poco de mantequilla un molde de tartas desmontable y antiadherente para cuatro raciones. Se vierte la mezcla y hornea a 200 ºC durante 40 minutos con calor en el suelo y el techo del horno (la bandeja se debe colocar en el centro). Hay que comprobar que el brownie está cocinado introduciendo una brocheta en él. Si sale limpia, es indicativo de que está cuajado. Si no, se debe dejar unos minutos más a la misma temperatura, hasta que se cocine. Una vez cocinado, se saca la bandeja del horno, se desmolda el pastel y se deja enfriar sobre una rejilla de pastelería para que pierda calor y deje de cocinarse.
 Batido de frutas y galletas

¿Quién no recuerda las papillas de frutas de los bebés? Es una mezcla de frutas frescas y maduras con un toque de zumo de naranja (o de manzana) y espesada con un puñado de galletas trituradas. Una preparación muy energética, idónea para merendar, si no se ha comido y se está haciendo un gran esfuerzo o si se es deportista y se ha entrenado a tope. Es posible dar un toque personal con algún lácteo.

Para prepararlo, se necesita una manzana, un melocotón, cinco o seis galletas tipo María, un yogur y un vaso de zumo de naranja. Se tritura todo hasta conseguir una textura cremosa y, si se quiere que esté fresquito, se utilizan frutas y yogur recién sacados de la nevera.
Pastel de chocolate y galletas 
salchichón-de-chocolate

Esta receta -también conocida como “salchichón de chocolate”- no es precisamente ligera, pero queda muy bien, sirve para darse un capricho y es muy fácil de hacer (incluso es muy divertida para preparar con los niños). Se necesitan: un paquete de galletas tipo María, un huevo, una taza de cacao en polvo, media taza de azúcar y 100 gramos de mantequilla.

Se machacan las galletas en trocitos pequeños. Luego, en un cazo pequeño, se derrite la mantequilla a fuego suave, se añade el azúcar, el cacao y el huevo. Se mezcla bien y se retira del fuego. Se agregan las galletas picadas, se mezcla de nuevo y, una vez que esté tibio, se le da forma al postre como si fuera plastilina, envolviéndolo en papel film o papel de aluminio. Se introduce en el congelador durante dos horas al menos, para que se enfríe y endurezca la masa.
Fuente: eroski.consumer

Advertisements

Helados caseros

helado-de-fresa

Helados cremosos y biscuits

En este grupo de helados siempre se parte de una base cremosa de un lácteo (natilla, crema inglesa, yogur, leche o nata montada) a la que luego se va agregando el resto de los ingredientes.

El más sencillo de elaborar es el helado cremoso de yogur. Las proporciones son las siguientes: 250 gramos de yogur, 250 gramos de frutas troceadas o trituradas y una yema de huevo para dar más finura al helado. Se mezclan los ingredientes, se prueba la base y se pone el punto de azúcar o de dulzor a nuestro gusto (en lugar de azúcar es posible emplear miel o mermelada). Una vez que están todos los ingredientes mezclados, se vierten en un recipiente apto para congelar.

Si se prepara el helado cremoso a partir de una natilla (ya sea casera o comercial), solo se deben batir tres claras a punto de nieve, mezclar con cuidado con 300 gramos de la natilla elegida fría e introducir en los moldes para congelar. ¡Listo!

Para enfriar las bases, hay dos opciones. O bien se mete la mezcla en una heladera y se remueve de manera continua (esto formará un helado cremoso y homogéneo), o bien se elige una alternativa más casera pero que también da buenos resultados: introducir la mezcla en el congelador en un molde y de vez en cuando removerla, de tal manera que el helado quede cremoso y no cristalice.
Otra de las variedades es el biscuit helado, que es el resultado de mezclar huevos, nata y el sabor deseado (como vainilla, limón, licores, galletas, etc.). En algunos casos se le pueden añadir claras a punto de nieve, para que tenga una textura más esponjosa. La ventaja que tienen los biscuits es que no cristalizan por su contenido en nata. Para que se enfríe y solidifique tan solo hay que introducirlo en el congelador, por lo que es idóneo para hacer helados con sabores más complejos y con elementos sólidos como trocitos de galletas, bizcochos, pepitas de chocolate o frutas enteras.

Para elaborar un biscuit se necesitan cuatro yemas de huevo batidas con 100 gramos de azúcar. Se montan las cuatro claras a punto de nieve y, por otra parte, se montan 250 gramos de nata. Se incorporan con suavidad las claras montadas a las yemas batidas con azúcar. Luego, con el mismo cuidado, se agrega la nata montada y, por último, unas cuatro cucharadas del elemento elegido (puré de plátano, frambuesas, manzana… o frutas con café, con cacao…). Una vez preparado el biscuit, se vierte la crema obtenida en moldes que se meten en el congelador durante seis horas hasta que se endurezca y esté listo para servir. ¡Exquisito!
Helados de hielo y sorbetes

Los helados de hielo son los más populares entre los pequeños en la época estival. Se elaboran en su gran mayoría con frutas, en especial con las que tienen mucha agua en su composición, como naranja, limón, piña, sandía o melón. También se hacen con la pulpa de frutas carnosas y dulces como las fresas, el melocotón, las cerezas o el kiwi. En todos estos casos, las proporciones en peso no son tan determinantes para conseguir un refrescante polo o sorbete. Su sabor y textura dependerán de la madurez de la fruta y de su intensidad de sabor.
En primer lugar, se hace un zumo o un licuado de la fruta con la que se quiera preparar el helado. Una vez triturada, se cuela para que quede un helado sin trocitos de frutas o se deja tal cual si lo que se prefiere es encontrar trocitos de pulpa según se va chupando el polo.

Después de hacer el zumo, se elabora un almíbar a punto de hebra. El almíbar debe pesar la mitad que el zumo. Así, si se han hecho 250 gramos de zumo de fruta, se emplearán 125 gramos de azúcar con unas cucharadas de agua. Se calienta hasta que se deshaga el azúcar y se convierta en un líquido transparente y viscoso. Se deja templar, con cuidado de que no se solidifique, y se mezcla el almíbar con el licuado o zumo de frutas. Se remueve hasta que se deshaga. Cuando se tenga preparada la mezcla, se va introduciendo en una sorbetera (si se quiere elaborar un sorbete o un granizado), o en unos moldes de helados con un palito en el interior para después congelarlo durante seis horas, hasta que se solidifique (para tener un exquisito polo o helado de hielo natural).

fuente:eroski consumer

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

Food Fellowship and Wine

A celebration of all things good

ChocolateSpoonAndTheCamera

A clumsy newbie in the kitchen

Astrología Arquetípica - Cristina Laird

Un sendero difícil de transitar pero lleno de hadas y diosas que nos ayudan en recorrido

Om Espacio Dinámicas Integradas

Runakay... el saber Ser

Cookin' the life

Repostería, cocina, comida y amor.

PRO-EMPRENDER salonemprendedor@yahoo.com

Fabricas p/Emprender su Negocio

Nación Charrua Artiguista y Originaria

La verdad sobre la Nacion Charrua

ESPÍA EN EL CONGRESO

UNA COSA ES LO QUE SE DICE, OTRA LO QUE SE ESCRIBE...Y OTRA LA QUE SALE PUBLICADO (M. J. de Larra)

Alpha Cuadrant. El Blog de W. Kanavis

Catapultam habeo. Nisi pecuniam omnem mihi dabis, ad caput tuum saxum immane mittam